20 situaciones que entenderás a la perfección si jugaste con Barbies

Cuando eras pequeña, jugabas todo el tiempo con tu colección de muñecas, desde la Barbie maestra hasta la Totally Hair, y aunque eres adulta, no las has olvidado por completo pues aún guardas esos bellos recuerdos en tu memoria.

Esos días también te brindaron grandes lecciones de vida, como cuando aprendiste que un corte de cabello mal hecho puede arruinar tu estilo, o en ese caso, el de la muñeca afectada. Como seguramente no fue lo único que sucedió, te presentamos estas 20 situaciones que seguro entenderás.

 1. Hacer esto te relajaba

Y no precisamente porque jugaras con ellas y te distrajeras; más bien porque en algún momento del juego, comenzabas a masticar sus pies y manos.

2. Intentaste cambiar su maquillaje

Simplemente te aburrías de su tono de sombras y decidías hacerle smokey eyes con tus marcadores. Por supuesto, terminó siendo un gran fracaso.

3. Siempre perdías un zapato

Sí, solo uno. Por alguna extraña razón nunca desaparecía el par completo. Por cierto, cuando jugabas con ella y simulabas que caminaba, tratabas de que no se notara.

4. Todo aparecía después de tiempo

Tarde o temprano encontrabas sus diminutos accesorios: bolsas, teléfonos, anillos e incluso ese zapato que hacía falta.

5. Doblabas sus rodillas

Sus articulaciones tenían una extraña hiperextensión, y te encantaba ver cómo regresaban desde atrás hasta su forma original.

6. La obligaste a hacer un split

Algo que tú nunca lograste en todos los años de gimnasia.

7.  Le hiciste un moderno corte en capas

Bueno, al menos esa era la intención.

8.  Le aplastabas la cabeza

Solo porque así parecía otra muñeca totalmente diferente, pero al final terminaba sin ella.

9.  Trataste de afeitarla

Para ello usaste un rastrillo para adulto y al final solo obtuviste unos pequeños rollos de plástico.

10. Llorabas por Ken

Terminaste usando un Max Steel de tu hermano.

11. La quemaste

Sólo era por curiosidad.

12. Jugaste con ellas en la bañera

Se quedaron ahí durante tanto tiempo que olían a drenaje. Incluso algunas ya no tenían cabello.

13. Hiciste nuevos personajes

Como la Barbie embarazada, a la que rellenabas con bolas de algodón o papel debajo del vestido.

14. Confeccionaste su ropa

Más bien la cortabas para hacerla lucir más atractiva.

15. Sufrió varios accidentes

En especial en coche, cada vez que la arrojabas adentro de él por las escaleras.

16. Creaste historias dignas de telenovela

 

Toda una serie de dramas llenos de lucha, amor y traiciones dignos de una telenovela.

17. Cambiaste su nombre

Por lo menos unas 5 veces ya que el de Barbie no te convencía y no todas se podían llamar así, por lo tanto les pusiste: Kimberly, Anastasia, Jennifer…

18. Nunca podías sacarla del empaque

Ni siquiera Houdini podía liberarlas de tantas cintillas.

19. Alguna vez recibiste una fake

O varias. Por cierto, siempre les caía el pelo demasiado rápido y su apariencia era algo extraña.

20. Las has olvidado

Después de tanto jugar y jugar con ellas y de competir con tus vecinas y amigas sobre cuál era la mejor, dejaste tus Barbies en el olvido. Pero viven siempre en tu memoria.

loading...