El fascinante proceso mediante el cual una oruga se transforma en mariposa

La adaptación y el cambio están constantemente presentes en el proceso de desarrollo que asume la vida en la naturaleza.

Un ecosistema de por sí se sustenta en el cambio, y las transformaciones suceden todo el tiempo debido a la intensa actividad de distintos tipos de organismos que interactúan en un medio.

Por ende, las vidas que se alojan en la naturaleza sustentan sus métodos de supervivencia conforme a la versatilidad que tienen para adaptarse a los cambios. Así mismo, la diversidad de formas de vida que aloja la naturaleza resalta a la vista.

En temas de cambios y transformaciones, los insectos son una especie que sabe lo que significa adaptarse. Y cuando encaran el proceso de metamorfosis, la mayoría de estos alternan períodos de actividad con períodos de mayor reposo, al mismo tiempo que se desarrollan y presentan cambios en su cuerpo.

En el proceso de muda, el insecto se despoja de su exoesqueleto viejo (cutícula o exuvia) para sustituirlo con uno nuevo, generalmente en este proceso de metamorfosis el insecto reduce todas sus actividades incluso su alimentación, al punto de pararlas por completo.

Su sistema endocrino es el que se encarga de llevar a cabo de manera controlada este proceso, y el número de mudas depende de el tipo de insecto y las funciones que tiene.

Estos procesos de cambio que asumen tan naturalmente los insectos son bastante interesantes de conocer debido a lo característico que puede llegar a ser.

En el video de abajo podrás ver en detalle cómo una oruga encara su proceso de metamorfosis hasta convertirse en una majestuosa mariposa.

Cargando...